Ruta 2

Desde Angermünde hasta Eisleben

Nuestra segunda ruta nos lleva a tiempos de cambio y ruptura: encontramos a los destacados representantes del movimiento Nueva Arquitectura, y a una de las personalidades más preclaras en la vida religiosa de Alemania: el reformador Martín Lutero.

El viaje comienza cerca de Angermünde, pequeña ciudad ubicada a una hora de camino de Berlín, en dirección noreste. Aquí se encuentra el hayal Grumsin. En el molino Blümberg comienzan visitas guiadas por un guardia forestal. La ruta continúa por sinuosos caminos formados durante la última era glacial. Desde 2011, Grumsin es parte de la reserva natural “Antiguos hayales de Alemania”, lo mismo que los parques nacionales Jasmund, Kellerwald-Edersee y Hainich, así como el hayal de Serrahn.

Seguimos hasta Berlín. El recorrido por la capital comienza en las seis urbanizaciones de la modernidad berlinesa que desde 2008 pertenecen al Patrimonio de la Humanidad. Para visitarlas se requiere mucho tiempo. ¡Los conjuntos habitacionales que sirvieron como ejemplo de la vivienda social, se extienden por siete distritos de Berlín! En contraposición con las opacas construcciones de tiempos de los emperadores, se construyeron entre 1913 y 1934 la ciudad-jardín Falkenberg, el asentamiento Schillerpark, el conjunto habitacional Carl Legien, el gran conjunto Britz –con su famosa construcción en forma de herradura- la Weisse Stadt y como punto culminante, el gran asentamiento Siemensstadt. Éste es único en toda Europa pues reunió a los grandes representantes del Neues Bauen, o Nueva Arquitectura: Hans Scharoun, Hugo Häring y el fundador de la Bauhaus, Walter Gropius, con quien nos reencontraremos en esta ruta.

Un contrapunto arquitectónico que desde 1999 forma parte del Patrimonio de la Humanidad es la Isla de los Museos, en Berlín. Su historia comenzó en 1830 con un proyecto neoclásico del Museo Antiguo (Altes Museum), a cargo de Karl Friedrich Schinkel. Para la continuación de la Isla de los Museos, sitio cultural que abarca arte de seis milenios, se convoca solamente a los arquitectos más renombrados. Uno de ellos es David Chipperfield, quien en 2010 consiguió compaginar modernidad y tradición en la reforma del Neues Museum.

Nuestro próximo destino se ubica a 100 kilómetros al suroeste de Berlín. Se trata de los sitios de la Reforma. Uno de los principales es la Iglesia de la Ciudad (Stadtkirche), en Wittenberg. Ahí fue donde Martín Lutero predicó toda su vida. Los monumentos de Lutero marcan toda la parte antigua de la ciudad, conformando una especie de museo al aire libre. Vale la pena visitar el antiguo monasterio agustino Luthershaus, donde el reformador vivió como monje y docente. También la Iglesia del Castillo (Schlosskirche), en cuyas puertas, se supone, Lutero clavó en 1517 sus famosas 95 tesis en las que criticaba la venta de indulgencias por parte de la Iglesia Católica. De ese modo desató el movimiento que daría como resultado la fundación de la Iglesia Protestante.

El siguiente destino es Dessau, río abajo a lo largo del Elba. Fue aquí donde Walter Gropius abrió en 1925 la escuela de arte Bauhaus. Ésta es hasta la fecha sinónimo de modernidad artística sin ambages. El edificio de enseñanza y las casas de los maestros, con sus interiores coloridos, son Patrimonio de la Humanidad desde 1996. Se atribuye a Gropius la frase: “mi color preferido es el colorido mismo”. Apenas al doblar la esquina se encuentra el restaurante Kornhaus, construcción menos conocida de Gropius que enriquece el panorama de la Reserva de Biosfera del Valle del Elba Medio.

Nuestra última estación es Eisleben, que desde 1996 ostenta el título de sitio del Patrimonio de la Humanidad junto con Wittenberg. Ambas ciudades están vinculadas por el legado de Martín Lutero, que nació en Eisleben en 1483 y murió allí mismo en 1546. No se sabe exactamente en qué sitio de esa ciudad falleció el reformador. Lo que es seguro es que sus críticas a la Iglesia Católica así como su traducción de la Biblia al alemán –una herejía en aquella época- dieron origen a la Iglesia Protestante, que hoy se extiende por todo el mundo.