Ocho preguntas a…

Susanne Streichfuß, guía turística de la Residencia de Wurzburgo

En una visita el Palacio Residencial y los Jardines de Wurzburgo, ¿qué no debería perderme?

El fresco del techo y los murales de las escalinatas, pintados por el veneciano Giovanni Battista Tiepolo, así como los frescos del salón principal de la Residencia de Wurzburgo, el llamado “salón imperial”.

¿Qué le gusta más del lugar?

El fresco de las escalinatas, por su tamaño, su riqueza de figuras y la forma increíblemente virtuosa de pintar de Tiepolo.

¿Tiene alguna recomendación especial?

Recomiendo visitar la Residencia un día fuera de temporada. Tal vez en un domingo nevado y soleado de enero. Entonces se puede disfrutar de verdad de sus espacios inmensamente generosos, pasear lentamente por las habitaciones y estudiar el impresionante juego de luces y colores de la decoración interior.

¿Qué la impresionó en su primera visita?

El tamaño y la amplitud de la Residencia, sobre todo de las escalinatas.

¿En qué estación del año es más bonito este lugar?

La Residencia posee mucho encanto en toda estación del año. Lo mejor para conocerla es tomarse mucho tiempo para recorrerla. Así puede asimilarse mejor la impresión que dejan la diversidad y la excelsa calidad de su decoración interior.

¿Qué más debería ver aquí?

Los Jardines de la Corte y, sobre todo, naturalmente la iglesia de la corte, en el ala suroeste del Palacio Residencial.

El recorrido abre el apetito. ¿Qué especialidad regional debería probar?

Hay que sentarse en una de las típicas “Bäcks” o tabernas y disfrutar de un par de “Blaue Zipfel” con una copa de buen vino de Franconia. O de unas “Schäufele", una especialidad de salchicha, así como de un asado de cerdo de Franconia.

¿Qué otro sitio del Patrimonio de la Humanidad le gustaría visitar?

La ciudad en roca de Petra, en Jordania.

Susanne Streichfuß

realizó sus estudios en la ciudad de Wurzburgo, Patrimonio de la Humanidad.

Desde hace algunos años, la germanista e historiadora del arte es empleada de la administración pública de los palacios, jardines y lagos de Baviera. En la Residencia de Wurzburgo, Patrimonio de la Humanidad, es responsable, entre otras cosas, del asesoramiento y guía de los visitantes.