Ocho preguntas a…

Ralf Lukas, cantante de ópera

En una visita a Bayreuth, ¿qué no debería perderme?

Un concierto o una ópera en la Ópera del Margrave de Bayreuth, de más de 260 años de antigüedad.

¿Qué le gusta más del lugar?

El palco barroco de la sala, todo en madera y decorado con un lujo increíble. Que en una ciudad tan pequeña como Bayreuth haya podido construirse una ópera tan suntuosa es algo que me impresiona hasta el día de hoy.

¿Tiene alguna recomendación especial?

Las escenificaciones tan particulares que ofrece la Ópera del Margrave, como por ejemplo “Argenore”, compuesta por la margravina Guillermina de Prusia. El teatro de la ópera se construyó con motivo del casamiento de la hija de Guillermina con el duque de Württemberg, en el siglo XVIII. Durante la presentación de la ópera “Argenore” en el 2010 se sirvió un opíparo menú de cinco platos. Fue una experiencia inolvidable.

¿Qué lo impresionó en su primera visita?

Estar a pocos pasos de una época totalmente distinta y de un espacio diferente e inesperado.

¿Cuál es la mejor manera de conocer el lugar?

Se debe contar con mucho tiempo para conocer este lugar, sentarse en la platea y dejar vagar la mirada. Solo así es posible aprehender el espacio total de la Ópera del Margrave, y elaborar las múltiples impresiones vividas.

¿Qué más debería ver aquí?

Los otros proyectos de la margravina Guillermina. Por ejemplo, el Parque Eremitage, frente a las puertas de Bayreuth. Se trata de un parque histórico del siglo XVIII, con pabellones, fuentes y juegos de agua, considerado, como la Ópera del Margrave, una obra maestra del Barroco.

El recorrido abre el apetito. ¿Qué especialidad regional debería probar?

La cocina de la región es fuerte, como por ejemplo el “Schäufele” de Franconia, un asado de cerdo servido con repollo blanco y albóndigas.

¿Qué otro sitio del Patrimonio de la Humanidad le gustaría visitar?

La Muralla China.

Ralf Lukas

es originario de Bayreuth. Estudió canto en la Academia de las Artes de Berlín.

Hasta el 2002, el bajo-barítono formó parte del elenco de la Ópera Alemana de Berlín. Su carrera artística lo llevó, entre otros lugares, a Francia, Italia, Austria, España y Brasil. Desde el año 2006, Ralf Lukas participa regularmente como cantante de ópera en el Festival de Bayreuth.